Oh Dios, somos uno contigo.
nos has hecho uno contigo
Tú nos has enseñado que si nos abrimos el uno al otro, moras en nuestro interior.

Ayúdanos a preservar esta apertura y a luchar por ella con todo nuestro corazón.
Ayúdanos a darnos cuenta de que no puede haber entendimiento allí donde hay rechazo mutuo.

Oh Dios, al aceptarnos los unos a los otros de todo corazón, completamente, plenamente, te aceptamos a ti, y te damos gracias, y te adoramos, y te amamos con todo nuestro ser, porque nuestro ser está en tu ser, y nuestro espíritu está arraigado en tu Espíritu.

Llénanos pues de amor y que el amor nos una cuando emprendamos nuestros diversos caminos, unidos en este único Espíritu que te hace presente en el mundo y que te permite testimoniar la realidad última que es el amor.

El amor ha vencido. El amor es victorioso.
Amén.

Thomas Merton, monje cisterciense.

8 Enero, 2010

LA VICTORIA DEL AMOR

Oh Dios, somos uno contigo. nos has hecho uno contigo Tú nos has enseñado que si nos abrimos el uno al otro, moras en nuestro interior. […]
10 Diciembre, 2009

El mal olor del resentimiento.

El resentimiento marca, no es fácil de  curar lo  digo por mi experiencia. Está  ahí,  siempre presente, y  si lo olvidas un  tiempo aflora otra  vez. […]
23 Noviembre, 2009

EL CAMINO DE LA DESESPERACIÓN A LA ESPERANZA. Enri Nouwen

La pasión del Señor no terminó en la cruz. Después de la cruz, Jesús entró en el sepulcro. El sepulcro es el lugar de la desintegración, […]
22 Noviembre, 2009

Somos más fuertes cuando esperamos que cuando poseemos