“El Señor es Sol y escudo (yo su girasol).” 

Llevo días bajando al campo para verte

  y así, descubrir el misterio que escondes.

                   Dime: ¿Qué fuerza interior te domina?                      

Dime: ¿A quién sigues?     

– Centinela de lo esencial.  

“una sola cosa es necesaria” me dices.

Tú, siempre mirando, siempre buscando,

siempre girando… siempre… El Sol!

GIRASOL, viva imagen del contemplativo,

todo ojos, sólo ojos …Docilidad!  

¿qué es, que aún no vea yo? 

Cuando el peso del fruto te ha robado agilidad

cuello caído ….

fecundo y maduro en la esperanza.

Te duermes en el abrazocara a poniente. 

El Sol, es ahora tu recompensa.  

P. Ventura.

 

14 agosto, 2009

EL GIRASOL

“El Señor es Sol y escudo (yo su girasol).”  Llevo días bajando al campo para verte   y así, descubrir el misterio que escondes.       […]
14 agosto, 2009

NUESTRO AMOR PROPIO DEBE SER AMOR A CRISTO

¿Qué encontramos si salimos de nosotros mismos? pregunta el obispo Teófano el Recluso. Y él mismo da en seguida la respuesta: “Encontramos a Dios y al […]
8 agosto, 2009

Tras la Huellas de Bruno

Tú, que eres mi Señor,Tú, cuya voluntad prefiero a la mía.No me es posible contentarme con palabras al presentarte mi oración.Escucha mi grito que te suplica como […]
7 agosto, 2009

En el camino de la paz

BIBLIOTECA CISTERCIENSE  Monte Carmelo   Charles Dumont      La sabiduría cisterciense según san Bernardo Epílogo sin conclusión  Al final del libro quinto del tratado Sobre la Consideración, […]