Toda conversión es una vocación, es decir, una llamada.

Toda vocación es una conversión, es decir, un retorno.

Se pueden distinguir tres elementos esenciales, tanto en una como en otra:

1. Una experiencia rigurosamente personal y por lo tanto incomunicable. Esta experiencia es generalmente desconcertante, no se esperaba, es necesario rendirse.

2. Una atracción. Uno se convierte, entra en la vida sacerdotal o religiosa porqué le gusta, del mismo modo que un hombre o una mujer podrían casarse sin poder llegar a explicar ¿por qué? Les gusta su cónyuge.

3. Una aventura. Como la conversión, la vocación es una aventura fascinante y arriesgada. No se puede ya retroceder. Convertirse, responder a una vocación, es comprometerse en cuerpo y alma en la fe: si la fe cede, la vida cesa. El hombre es siempre libre de servir a Dios o de rehusarle, según el libre albedrio. 

– CAPITULO SEGUNDO: El riesgo monástico

1. ¿Es la vida monástica una evasión? Frecuentemente son los más apasionados y no los más “apáticos” los que huyen del mundo: se saben incapaces de resistir al encanto de las mujeres, al atractivo de las riquezas, a la seducción del poder. Así, hay hombres que no pueden salvarse más que dejando el mundo: demasiado sensibles a sus atractivos, saben que si, no renuncian incluso a lo que está permitido, no sabrán renunciar a lo que está prohibido.

2. Contemplación y seguridad. La mujer y el hombre de nuestros días se defienden con “Seguros a todo riesgo”, contra los accidentes, incendios, robos, pero no pueden eliminar de sus vidas lo imprevisto que les amenaza sin cesar. El cristiano, en cuanto hombre, vive en este mismo mundo sin seguridad: en la fe es donde encuentra su apoyo. Ningún ser humano puede garantizar con tal certeza su vida, el sentido de su vida, su razón de vivir. La seguridad en la plena confianza en Dios, como gracia de su amor misericordioso.

3. La vida monástica ¿es frustración y alienación? La frustración es una experiencia no tolerada de la privación de un objeto fuertemente deseado. Es la “condición del sujeto que se ve privado de la satisfacción de una demanda pulsional”. El hombre no puede satisfacer todos sus deseos. Peor aún, la vida le despoja poco a poco de aquellos que había penosamente realizado, esperando que la muerte le despoje del todo. El estado monástico anticipa este estado de despojo total. El monje renuncia libremente a sus deseos personales para hacerse un hombre libre en el más amplio sentido de la palabra. La alienación es el tránsito de si a otro, el estado monástico es un estado de alienación de sus bienes, de su cuerpo, de su voluntad. Para el monje no cuenta el “tener”, y su mismo “ser” debe estar fijo en Dios. “Desde el instante de su donación el profeso no podrá disponer ni de su propio cuerpo”. Pero esta donación no es de carácter jurídico sino místico.

4. ¿Es despersonalizante la vida monástica? En La Tradición monástica se invita al monje a ponerse en guardia ante sus sentidos: “No decir nada, no ver nada, no oír nada”. El silencio, la modestia en la mirada, la discreción en el oído, hacen del monje un mudo, ciego y sordo para las cosas del mundo, mientras vive concentrado en las cosas del Espíritu. Como decían los Padres del desierto: La guarda del corazón viene por la guarda de los sentidos.

5. Sin razón, sin voluntad, sin memoria. No se trata de despersonalizar al monje, sino de ayudarle a construir su verdadera personalidad, más allá de una razón a menudo irrazonable, una voluntad tiránica y una memoria agobiante, marcada por el pasado de su vida terrenal.

6. Conclusión: Estos son los medios que llevados con amor fraterno, misericordia y buena voluntad conducen al monje al encuentro con Dios, a través de su liberación interior con ayuda de “La Gracia”.

6 Septiembre, 2011

“SER MONJE” -EJES- CAPITULO PRIMERO: Conversión y vocación

Toda conversión es una vocación, es decir, una llamada. Toda vocación es una conversión, es decir, un retorno. Se pueden distinguir tres elementos esenciales, tanto en […]
21 Abril, 2011

Extremepilgrim – Los Coptos 1/6

http://www.youtube.com/watch?v=pHe-MEGEhDU http://www.youtube.com/watch?v=xcJMhaIlcCA http://www.youtube.com/watch?v=QoUhnWECqWM http://www.youtube.com/watch?v=sxliIJksSQc http://www.youtube.com/watch?v=ZE4V_lyAV3o http://www.youtube.com/watch?v=VqmkMFJu2yo
19 Abril, 2011
Lectio Divina

CURSO DE LECTIO DIVINA

  Curso de Lectio Divina 1 02 2008 La Lectio Divina es una práctica de meditación de la Sagrada Escritura que muchos cristianos han utilizado durante siglos. […]
9 Marzo, 2011

EL SIGNIFICADO DEL AYUNO CUARESMAL – THOMAS MERTON

Significado del ayuno cuaresmal. …. “No es que el alimento sea un mal, ni que las satisfacciones naturales sean algo que Dios nos concede de mala […]