“Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento”  (Jn. 9, 1-41). El ciego de nacimiento es figura de la humanidad privada de luz y de sentido. El ciego nos representa también a todos nosotros. Él viene a liberarnos de nuestras cegueras y a abrirnos el camino de la esperanza y de la alegría.

27 marzo, 2014

Ceguera Espiritual

“Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento”  (Jn. 9, 1-41). El ciego de nacimiento es figura de la humanidad privada de luz y […]
1 marzo, 2014

Conversión

«La conversión del corazón no es obra de los hombres sino de Dios» (Bernardo de Claraval)

«La conversión no se realiza en un solo día. ¡Ojalá pueda llevarse a cabo a lo largo de nuestra vida!» (Bernardo de Claraval)