El pasado  12 de octubre, fiesta de Nuestra Señora del Pilar, en el Monasterio Cisterciense de Santa María de las Escalonias (Hornachuelos),  fundado por la Abadía de La Oliva (Navarra), Juan Carlos Escaño Villalba, después de la experiencia vivida en el noviciado, durante la cual ha tenido ocasión de conocer la naturaleza de la vocación monástica, pidió ser admitido a la profesión religiosa en la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia, para tratar de llevar a plenitud en ella la gracia bautismal, desarrollar la vocación a la que se siente llamado y consagrar así su existencia a Dios, en el seno de la Iglesia.

El hermano Juan Carlos nació en Málaga y tiene 41 años;   estudió  arquitectura y ejerció como arquitecto y como profesor de secundaria. El 8 de diciembre del año 2007 ingresó en el monasterio y el 11 de octubre de 2008 inició el noviciado canónico.

Durante la celebración de la profesión monástica, ante la asamblea de los fieles y el Abad, hizo la lectura de la cédula de la profesión:

“Yo, hermano Juan Carlos, Escaño Villalba novicio, prometo estabilidad, conversión de costumbres y obediencia según la Regla de San Benito Abad y las normas del Derecho Canónico, en presencia de Dios y de todo los santos, cuya reliquias se veneran en este monasterio llamado de Santa María de Las Escalonias, de la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia, construido en honor de la Bienaventurada Madre de Dios y siempre Virgen María, en presencia del Rvdo. P. Dom Isaac Totorica Izaguirre, Abad de este monasterio”.

Seguidamente y tras haberla firmado la depositó en el altar como signo de entre a Cristo. Finalmente tuvo lugar la vestición del escapulario negro y la correa, ayudado por el Maestro de novicios.

20 noviembre, 2010

Profesión monástica del hermano Juan Carlos

El pasado  12 de octubre, fiesta de Nuestra Señora del Pilar, en el Monasterio Cisterciense de Santa María de las Escalonias (Hornachuelos),  fundado por la Abadía […]