El Santo Abandono-Dom Vital Lehodey
19 julio, 2009
Meditaciones sobre la fe
31 julio, 2009

COMENTARIOS A LA REGLA DE SAN BENITO

COMENTARIOS A LA REGLA DE SAN BENITO

POR ISIDORO Mª ANGUITA (Abad de Santa María de Huerta)

Regla de San Benito

    Los presentes comentarios a la Regla de San Benito (RB) no pretenden más que compartir con aquellos que lo deseen algo de lo que periódicamente suelo hablar a los monjes de mi monasterio. Por ello estos comentarios tienen como destinatarios inmediatos a los monjes, mirando también a la fraternidad de laicos cistercienses que comparten con nosotros una misma espiritualidad. Quizá sean éstos los que me han movido principalmente a “colgar” en la red estas charlas capitulares, pues mis hermanos monjes ya las han escuchado y no necesitan venir aquí a leerlas. Aunque seguramente iré modificando los textos a medida que los rescriba, no es mi intención corregir su orientación a monjes, siendo consciente que los laicos son muy capaces de hacer una lúcida transposición a su vida secular de las alusiones más monásticas. Evidentemente hay cosas que aquí omito por ser más de carácter privado. En otras ocasiones no me resisto a referirme explícitamente a la vida cotidiana de las familias y personas que se relacionan con nosotros.

    No quiere ser un comentario erudito, aunque sí aclare términos y para alguno quizá me pueda extender más de lo debido. Es bueno hacer un poco de esfuerzo para no “descontextualizar” excesivamente la Regla en una interpretación exclusivamente acomodaticia a nuestro hoy. La tradición mana de una experiencia. Es algo que recibimos y no podemos traicionar. Pero tampoco debemos petrificarla dejándonos atrapar sin más por su literalidad. Su riqueza se muestra cuando la experiencia vital que movió a otros a escribir, despierta en nosotros una nueva experiencia que sintoniza con la que aquellos tuvieron. La letra, entonces, se convierte en mero vehículo de vida, sin retener nada de ésta, como canal que deja pasar el agua y con nada se queda.

    La Regla de San Benito consta de un prólogo y 73 capítulos.

 Comentario 1º

Comentario 2º

 

Comments are closed.