INTRODUCCIÓN
23 noviembre, 2008
Monasterio Escalonias
29 mayo, 2009

Cisterciense

image

La vida monástica cisterciense es una modalidad de vida cristiana y evangélica de seguimiento de Cristo, en su unión total con el Padre y la entrega total al cumplimiento de su voluntad y la extensión de su Reino, y que se concreta en la práctica en la aspiración benedictina de buscar a Dios, no anteponiendo nada al amor de Cristo, con humildad y perseverancia, confiado y sostenido por la gracia del Espíritu Santo. Y esto en el seno de una comunidad de hermanos, bajo la guía del Padre Abad, que hace las veces de Cristo en el monasterio.

Así concebido, el monasterio aparece como una Escuela de Caridad, según lo definían los primeros cistercienses, en la que se aprende y vive esa búsqueda de Dios. Respondiendo a la invitación del Señor que lo invita a la Vida verdadera, el monje se entrega del todo, viviendo en la obediencia al abad y a los hermanos. La conversión del corazón le lleva a abrazar cada día, con alegría y gratitud, la ascesis de la humildad, para tender por ella a la gozosa plenitud del amor. La renuncia a sí mismo se encarna en la decisión estable de unirse para siempre a la vida de la propia comunidad monástica.

Comments are closed.